Chicco

Una mamadera llena de amor

Aun cuando es alimentado por mamadera, él bebe puede sentir el contacto y amor de sus mama, de la misma manera que cuando es alimentado por su madre.

La transición a lactancia artificial, especialmente cuando no es una elección sino una necesidad, no debe ser vista por la madre como una incapacidad para cuidar a su bebé o como una "derrota", porque lo más importante es que el bebé sea alimentado y sienta amor. Es importante, entonces, que la lactancia por mamadera sea de la misma manera que la lactancia materna. El lugar debe ser tranquilo y relajado y el bebé debe sentir el contacto y amor de su mamá. El momento de la toma debe ser una combinación de emociones, comunicación, amor y cariño.

Luego de las primeras semanas, el padre puede probar la experiencia de alimentar a su bebé.

La lactancia por el padre puede ser una gran oportunidad para conocer a su bebé, para aprender a comunicarse con él y puede favorecer a establecer la relación padre-hijo.

Puede además, mitigar cualquier sentimiento de celos, exclusión o negligencia que afecta a veces a los padres primerizos.

Últimas entradas

Mamá, ¡Mira lo que puedo hacer!

VER artículo

¡Hora del baño!

VER artículo

No sólo el pecho

VER artículo

Su chupete, un aliado

VER artículo

También te pueden interesar

Error